martes, 19 de mayo de 2009

Casa de los Franchi Alfaro - Café El Escorial




FOTOS: Coralia Rivero




• Esta antigua mansión colonial, también conocida como la "Casa de los Marqueses de la Real Proclamación" se encuentra en una de las esquinas de la Plaza Vieja, la cual integra un conjunto de viviendas con las mismas características arquitectónicas de la época, en el siglo XVIII.
Se conoce que a mediados del siglo XVII perteneció al Capitán Martín Sotomayor y en el año 1751 comenzó su reconstrucción y más tarde, a finales de este siglo, la adquiere D. Francisco Franchi Alfaro y Ponte para utilizarla como su vivienda, quien poseía el título de Segundo Marqués de la Real Proclamación. A finales del siglo XIX fue comprado en su totalidad por el Sr. Pedro Manuel Bances y Miranda, quedando después en poder de sus descendientes.
Esta casa a diferencia del resto de las viviendas de la plaza, presenta una elaborada portada con guarnición barroca y un peculiar arco doble sin apoyo central en el paso del zaguán a las galerías del patio. Tiene dos plantas, en la baja, con un portal de arcadas, de fecha posterior a la de la construcción original, y la alta, con arcos abiertos,
barandas que al principio de su construcción fueron de madera y después se cambiaron por el hierro.
La vivienda fue remodelada en el siglo XIX, cuando se sustituyeron los techos de alfarje por cubiertas planas y se construyó una ampliación en la azotea. Por esta época, ocupó la planta baja en esquina el Café-Restaurante "El Escorial", inaugurado en 1913 siendo propiedad de Ramón Gutiérrez. En 1919 se había convertido en vivienda de múltiples familias, manteniendo el comercio esquinero.
En el siglo XX sufre un proceso de deterioro avanzado y la pérdida de grandes secciones, pero con la intervención a que fue sometida en 1987, por la Oficina del Historiador y el Centro Nacional de Conservación, Restauración y Museología, se rescató gran parte de la imagen que tenía en del siglo XIX.
Actualmente la planta alta sigue dedicándose a viviendas y en la baja continúa el Café “El Escorial”, pero con una nueva y atractiva decoración interior realizada con obras de arte, y además, podrá disfrutar de un sabroso croissant de jamón y queso y un delicioso café. •

1 comentario:

  1. Muy buenos los reportajes.. Felicitaciones!!! Besitossss

    ResponderEliminar