sábado, 2 de mayo de 2009

Casa de Don Luis Chacón- Museo de Arte Colonial


• EL centro histórico de La Habana Vieja, monumento nacional desde 1976 y patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1982, cuenta con una de las residencias más antigua, conservada en la Plaza de la Catedral, debido a que no ha sufrido reconstrucciones que alteren sustancialmente su exterior.
Esta casa señorial habanera fue reconstruida a principios del siglo XVIII y se encontraba en posesión de don José Bayona y Chacón, primer conde de Casa-Bayona (1721). Años más tarde, en 1746, habitaban en ella doña Luisa y don Nicolás Chacón, que después de vivir varios años en este lugar les fue concedido un permiso para construir los portales de la misma, pero nunca llegaron a realizarse.
Esta residencia presenta muchos aspectos interesantes: su construcción colonial primitiva de poca elevación comparada con las circundantes; sus ventanas sin molduras y la severa cornisa de su alero, ponen una nota de sobriedad y de criollismo en uno de los costados de la Plaza.
El patio pequeño y cuadrado, pero atractivo, está rodeado de galerías que debido al moderado puntal, tienen arcos rebajados en el piso bajo, y un arquitrabe corrido en el alto, unos y otros apoyados en pilares cuadrados toscanos. Detrás del patio hay un pequeño traspatio y los consiguientes locales de servicio con entrada por la calle San Ignacio. Finalmente, algunos de los alfarjes —techo con maderas labradas y entrelazadas artísticamente— de la casa, decorados con tallas y lacerías, figuran entre los más bellos del siglo XVIII.
Como otras casas de la época colonial, ésta ha atravesado muchas vicisitudes. De casa de familias acaudaladas pasó a principios del siglo XIX a propiedad del Colegio de Escribanos; en los primeros años de la República se estableció en ella el popular diario “La Discusión”, y luego la adquirió la firma comercial “Arechabala” para sus oficinas.
Esta edificación, después de ser restaurada por técnicos y especialistas en la materia, fue designada como sede del Museo de Arte Colonial de La Habana. En ella podrá apreciar objetos de decoración y arquitectónicos, mobiliarios y vidrieras, cuyo uso data de los siglos XVII al XX. En sus salas siempre encontrará elementos importantes de una cultura que se conserva para las nuevas generaciones. •

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar